Mi nombre es Magdalena Santiago y soy feligresa a la Parroquia de Santa Cecilia, en Beaverton.

 

Mi familia y yo somos miembros activos dentro de la comunidad católica de habla hispana; servimos en la catequesis mi esposo y mis dos hijas y estamos involucrados en diferentes ministerios y es por esto por lo que para nosotros es importante estar informados ya que la gente con frecuencia nos pregunta cuando tienen dudas.

 

Había querido dirigirme a ustedes desde hace tiempo debido a que nuestra comunidad Hispana es grande y nunca hay suficientes copias del periódico El Centinela en español.

 

Tengo la esperanza de que lean mi carta y me escuchen ya que el periódico es muy importante para nuestra comunidad y la gente siempre está pidiendo que hablemos para que nos envíen más copias.

 

El Centinela es el único medio donde nosotros los católicos de Oregon nos enteramos de lo que dice y hace nuestro arzobispo Alexander, este medio nos hace sentir unidos a él, y no solo eso, sino que es tan importante tener un medio de comunicación confiable, cien por ciento católico donde se nos dice la verdad y en nuestro Idioma para comprender mejor.

 

También agradezco muchísimo por la información sobre la iglesia alrededor del mundo con respecto a nuestra fe católica, especialmente el mensaje del vicario de Cristo el Papa Francisco y sus mensajes con respecto a nuestra fe. También la información de los países de donde venimos, de Latinoamérica.

 

Sé que ahora estamos en la época donde la tecnología se usa constantemente y todo ahora es digital, sin embargo, para nosotros, la mayoría de nuestra comunidad hispana de Oregon nada es igual a recibir nuestro periódico en papel y me voy a explicar un poco.

 

Si miro las noticias de El centinela en mi teléfono en la página de Facebook, solo puedo ver unos pocos artículos y luego olvido compartirlo con mi familia o en la mayoría de las veces no dispongo del tiempo para leer en el teléfono. Otras veces la noticia ya se pasó ya que nos comparten tanta información que no alcanzo a veces a leerlo todo. Todo pasa muy rápido, es una locura.

 

En cambio, si tengo el periódico en mis manos, en mi familia tenemos la costumbre de leerlo en el auto cuando salimos de misa y todos nos enteramos de lo que sucede con nuestra fe. 

 

Esto lo he observado no solo en mi familia sino en muchas más familias que lo ven en el auto o en su reunión familiar a la hora de la comida, después de rezar el santo Rosario.

 

Si ustedes se pueden dar cuenta hay familias grandes dentro de nuestra comunidad y lo que quiero decir con esto es que deberían de pensar en que si nos envían un poco de más copias del periódico El centinela ustedes estarán ayudando a muchas más familias a afianzar su fe, a crecer en la fe y vivir en la verdad ya que los medios seculares nos bombardean con muchas mentiras o medias verdades.

 

El periódico El Centinela es esencial para la Comunidad Hispana.

 

En las manos de la Virgen María pongo esta carta esperando ser escuchada.

 

Dios los bendiga a todos ustedes por el trabajo que hacen por medio del periódico El Centinela.

 

Atentamente,

 

Magdalena Santiago