Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El altar crece con las demostraciones de los ciudadanos de Portland que se acercan para hacer honor a las víctimas de la tragedia que ha enlutado a la ciudad.
Foto de El Centinela por Kim Nguyen
El altar crece con las demostraciones de los ciudadanos de Portland que se acercan para hacer honor a las víctimas de la tragedia que ha enlutado a la ciudad.
Un altar en memoria de las víctimas del ataque en uno de los trenes del MAX sigue creciendo. Velas encendidas, globos multicolores, veladoras con la Virgen de Guadalupe, y sobre todo mensajes de amor para las víctimas, tres hombres que intervinieron para defender a las dos adolescentes musulmanas que fueron blanco del ataque verbal.

Era la hora en que los transeúntes se dirigían a sus hogares en la ruta de uno de los trenes el pasado 26 de mayo y en la cual murieron Taliesin Namjai-Meche, 23 años de edad; Ricky John Best, 53 y Micah David Cole, de 21 años quien sobrevivió al ataque y fue dado de alta del hospital esta semana. 

La defensa a las dos jovencitas adolescentes que fueron atacadas verbalmente por un pasajero furioso, desequilibrado y racista. Best tenía 53 años y era feligrés de la parroquia
 Cristo Rey en Milwaukie. Su nobleza lo llevó a morir por defender a las jovencitas.

El acto generoso de solidaridad de estos tres hombres los ha convertido en héroes de esta ciudad. Héroes de Portland y de una comunidad que cree en el amor, la justicia, la entrega y el respeto a la diversidad. Todos los medios del país hablan del hecho heróico que cobró dos vidas inocentes y que muchos presenciarion. El altar que crece día a día en la estación de Hollywood es la muestra de que esta comunidad cree en el amor y no en el odio.