Paute con nosotros | Quiénes Somos | Suscríbase | Catholic Sentinel | Archivo
An image
 
  • Afrontar el sufrimiento de la mano de Dios

    Queridos lectores,

    En la vida diaria no estamos exentos de enfrentar acontecimientos aversivos. Esos sucesos inesperados alteran de tal manera nuestra vida que prácticamente la convierten en un antes y después del mismo.

  • Afirmemos católicamente la valentía de nuestros trabajadores hispanos
    Los primeros días de septiembre nos invitan a enfocarnos en una de las actividades más nobles del ser humano: el trabajo.
  • Martin Luther King y la motivación religiosa para el cambio social
    Una de las principales razones por las que el movimiento de los derechos civiles de las décadas de 1950 y 1960 tuvo tanto éxito, tanto en el plano moral como en el práctico, fue que estuvo dirigido en gran medida por personas con una fuerte sensibilidad religiosa.
  • Educación católica en favor de la vida en tiempos de pandemia
    No basta decir como católicos que la vida es sagrada. Nuestras acciones tienen que reflejar lo que afirmamos con nuestras palabras. Históricamente la educación es una manera efectiva de hacer esto. Sin embargo, en estos tiempos de pandemia tenemos que hacer algunos ajustes.
  • Proteger a la familia
    Queridos lectores,

    El papa nos pide que en este mes de julio oremos por las familias, justo en una época marcada por el estrés de la crisis por la pandemia y los efectos devastadores que va dejando a su paso.

  • George Floyd y nosotros
    La muerte de George Floyd fue un hecho sin sentido y brutal, un pecado que clama al cielo pidiendo justicia.
  • Solo el amor echa fuera el temor
    Ahora que escribo estas palabras, se cumple el centésimo cumpleaños del gran Papa, San Juan Pablo II.
  • Reflexiones sobre la pandemia

    Queridos lectores,

    La irrupción de la pandemia del coronavirus Covid-19 nos condujo a la necesidad de refugiarnos en casa, transformando nuestra vida cotidiana con cambios drásticos al enfrentar de la noche a la mañana una realidad inesperada.

  • Madre de la iglesia y Madre nuestra
    Ahora que estamos iniciando nuestra séptima semana de obediencia a la orden que se ha dado en todo el estado “de permanecer en casa”, sigo viendo con humildad y asombro, la manera en la que nuestras parroquias y escuelas están respondiendo, con caridad, creatividad y celo pastoral, a esta pandemia que estamos viviendo.
  • Es urgente proteger las posiciones de ministerio hispano
    La tasa de desempleo en los Estados Unidos llega a cifras históricas. En mayo del 2020, cerca de una quinta parte de los adultos con capacidad y deseo de trabajar no tenían empleo. Más de 30 millones perdieron sus trabajos en el transcurso de dos meses.
  • En la providencia de Dios, el covid-19 es un llamado a depender de El
    El Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos de Estados Unidos, Mons. José Gómez, señaló que, en la providencia de Dios, la pandemia de coronavirus es un llamado a recordar la necesidad que tienen los hombres de Dios y a profundizar en la solidaridad.
  • Momento propicio para que la iglesia doméstica florezca
    Los católicos tenemos un amor especial por la familia. Pudiéramos decir que ser católico es prácticamente equivalente a afirmar la vida familiar en sus muchas expresiones. Afirmamos las muchas cosas buenas que ocurren al seno del hogar y sabemos que son esenciales tanto para cultivar a la persona como para construir sociedad.
  • En el tiempo del coronavirus
    Como ha cambiado el mundo en unas cuantas semanas. Parece difícil recordar la vida antes del brote mundial del coronavirus y actualmente es difícil imaginar que la vida pueda algún día volver a la normalidad.
  • La virtud de la realidad
    Hay muchas virtudes humanas, pero hay cuatro de las cuales dependen todas las demás: la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza.
  • El Catholic Sentinel, un siglo y medio de vida

    Queridos lectores,

    El periódico bimensual Catholic Sentinel celebra este mes de febrero un siglo y medio de vida. Ciento cincuenta años de historia y fidelidad al servicio de la fe católica, los acontecimientos de la iglesia y las historias de su gente en el cumplimiento de su misión de proveer un periodismo confiable y veraz a los lectores católicos oregonianos y de los Estados Unidos.

  • Propósitos para una nueva década
    "Espero que hayan tenido una hermosa y santa Navidad en compañía de su familia y sus seres queridos. Al celebrar la Misa de medianoche, estaba reflexionando acerca de que esta es la última Navidad de la década. Y al continuar mi oración sobre este tema, pensé que, enfocando la mirada hacia el nuevo año y hacia la próxima década, quiero proponer dos sencillos propósitos para todos nosotros. Al primero lo llamo “Ser más como Jesús”.
  • ENCONTRARSE NUEVAMENTE CON JESÚS EN ESTE ADVIENTO
    Cada Adviento, al estar a la espera de la venida de Jesús, es como si le diéramos un nuevo comienzo a nuestra vida cristiana.  Ciertamente que ya lo conocemos y lo amamos y que hemos sido sus seguidores durante años, tratando de vivir de acuerdo con sus enseñanzas, orando y dándole culto como Él nos lo ha enseñado. Sin embargo, la Iglesia nos ofrece todos los años esta temporada santa para que podamos encontrarnos nuevamente con Él y para animarnos a que nuestra relación viva con Él se vuelva más profunda.
  • Los más vulnerables
    Cuando se trata de ser provida, nuestra tradición católica nos enseña a ser amplios de espíritu. Protegemos el derecho a la vida si lo amenaza el suicidio asistido, la pobreza, las políticas de inmigración demagogas, el medio ambiente corroído o la cámara de muerte. Sin embargo, no podemos olvidar que el actual flagelo del aborto merece encabezar nuestra lista de oraciones y defensa. Con seguridad, los que aún no nacen son los humanos más vulnerables.
  • Recordar a nuestros difuntos para afirmar la vida
    "Sólo tenemos una cosa segura en este mundo", dice mi madre, "y es que un día nos vamos a morir". La afirmación es sin lugar a duda un tanto estoica y realista, aunque sabiamente reconoce la mayor limitación que confronta la existencia del ser humano.
  • Gratitud sin excepciones a todos los trabajadores campesinos

    A todos nos gustan las ensaladas, los vegetales y las frutas frescas. Si comemos carne, la queremos de la mejor calidad. Pero nada de esto se cultiva o se produce por su propia cuenta. Llegan a nuestra mesa gracias al trabajo arduo y dedicado de los trabajadores campesinos.

Looking for something older? Try our archive search
© 2020 El Centinela, un servicio de Oregon Catholic Press