Foto Ed Langlois
Los líderes hispanos hicieron sus ofrendas y escribieron su compromiso para presentarlo ante la Cruz del V Encuentro durante la reunión organizada por la Arquidiócesis de Portland, en Salem, Oregon.
Foto Ed Langlois
Los líderes hispanos hicieron sus ofrendas y escribieron su compromiso para presentarlo ante la Cruz del V Encuentro durante la reunión organizada por la Arquidiócesis de Portland, en Salem, Oregon.

“En medio de todo esto, el Señor nos reta a no tener miedo”, dijo el Arzobispo Alexander K. Sample a los asistentes hispanos a la interesante reunión del V Encuentro de la Arquidiócesis de Portland.

Mensaje que llegó a cada uno. Mensaje que vale la pena recordar pues nos da luz en el camino.

Los líderes hispanos más o menos 360 Católicos del Oeste de Oregón respondieron una encuesta en línea explicando sus necesidades y esperanzas.

Los temores por la situación migratoria encabezaron la lista, la cual también incluyó el deseo de gozar de salarios justos, de aprender el idioma, de tener más oportunidades de servir en la Iglesia y de que haya más vocaciones hispanas para el sacerdocio y la vida consagrada. 

El diácono Félix García, coordinador del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Portland, entregó los resultados impresos de la encuesta. “Aquí están los sueños de la gente”, dijo.

De los 455.000 Católicos del Oeste de Oregón, el 60 por ciento son hispanos. No obstante, muchos no participan en la Iglesia. “Todos están llamados a ser discípulos de Jesucristo, y a ser misioneros de los demás”, dijo el Arzobispo Sample, quien declaró que el momento de actuar es ahora. 

“Nadie se escapa de esta responsabilidad”. El trabajo de los discípulos misioneros empieza con un encuentro con Cristo Resucitado, explicó el Arzobispo a todos los asistentes.

Los jóvenes asistieron al V Encuentro y el Arzobispo los escuchó detenidamente. Este es el V Encuentro Nacional. El primero fue en 1972. En todo el país, hay 163 diócesis y Arquidiócesis y más de 2.500 parroquias participan en toda la nación.

“Entre todos los Encuentros, casi un cuarto de millón de católicos ha participado”.