Logotipo V Encuentro
Logotipo V Encuentro

Como adolecente, Pedro Bubaclava viajó por el primer Encuentro en 1972 y a través del segundo Encuentro en 1975.

Ha habido cinco Encuentros, desde que se realizó el primero en 1972. El Encuentro comenzó como un intento de evangelizar Hispanos y Latinos en el país y a la vez, distinguir cuáles eran sus necesidades pastorales. 

El proceso actual, V Encuentro empezó en el 2013. Fue iniciado por los Obispos para enfatizar la Nueva Evangelización e involucrar a las segundas y terceras generaciones Hispanas y Latinas. A nivel parroquial, el proceso incluía una serie de charlas llevadas a cabo durante varias semanas, y al mismo tiempo encuestas que preguntaban por las necesidades pastorales de los Católicos de habla Hispana.

En el futuro, los líderes parroquiales se reunirán para discutir los resultados de las encuestas a nivel de la Arquidiócesis, regional y nacional en reuniones que se celebrarán alrededor de todo el país.

Rubalcava, director y compositor de desarrollo musical y de divulgación para la Prensa Católica de Oregón, co-dirige el equipo de liturgia para el V Encuentro. Él espera que como él lo experimentó, el Encuentro lleve a la juventud a posiciones de liderazgo.

El Padre David Jaspers  pastor de la Parroquia Ascensión en el sureste de Portland, participó con su parroquia en el proceso como la parroquia de la actividad cuaresmal.

“Como comunidad y Arquidiócesis, el Encuentro nos dio una herramienta para enfrentar la realidad de nuestra iglesia y de quienes somos”, dijo el sacerdote, agregando que la mayoría de los Católicos en los EE.UU. son hispanos.

Un estudio del 2013 realizado por el Centro de Investigación Pew Research encontró que el 44 por ciento de los católicos menores de 30 años se identificaron como Hispanos, el 43 por ciento se identificaron como blancos no Hispanos y el 12 por ciento se identificaron como de otros orígenes étnicos. Cuarenta por ciento de los Católicos en los EE.UU. se identificaron como Hispanos, de acuerdo con una encuesta realizada por el Colegio Boston College y el Centro para Estudios aplicados del Apostolado.

“Creo que uno de los regalos del Encuentro, es que nos obliga a evaluar lo que es la verdad”, dijo.

Sin embargo, agrega que ese no es el único regalo. El proceso nos ha dado una herramienta y un vehículo para formar a los nuevos líderes de la Iglesia, dándoles poder para que la nueva mayoría Hispana lidere acertadamente en el futuro.

“Si no lo hacemos, como el Cuerpo de Cristo, nos estaremos paralizando el día de mañana”.

 

Frutos del Encuentro

Rubalcava es optimista de los frutos que dará el proceso del Encuentro. “Tengo esperanza de que habrá jóvenes de catorce años, que como yo, verán en esta oportunidad un llamado a participar en la Iglesia, a pensar en qué pueden hacer para formar parte de ella”.

Él espera que los jóvenes que han estado involucrados en el proceso se acerquen a los sacerdotes, y viceversa, invitándolos a servir de una forma singular.

“Hay muchas cosas emocionantes en el horizonte. Lo creo. Lo siento”, dijo Pedro a El Centinela.

La encuesta del V Encuentro se realizó con personas de todos los grupos étnicos para que dieran sus opiniones acerca de las necesidades de los miembros hispanos de las parroquias.

Ministerio Hispano de la Arquidiócesis

El Diácono Félix García, coordinador del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Portland, compara el acercamiento bilingüe al intercambio de opiniones en un matrimonio. Las dos personas casadas pueden ver lo que está bien y lo que está mal, pero los que observan desde afuera pueden proporcionarles una perspectiva distinta. Lo mismo pasó con el Encuentro V.

“Esto nos va a ayudar a ser una cultura mejor. Al mismo tiempo, ha abierto las puertas para estas relaciones. Porque te das cuenta, que para Dios probablemente no hay cultura. Somos hijos e hijas del mismo padre. Con esa conversación, con ese dialogo, básicamente podemos entender que hay diferencias pero éstas sólo nos unen y nos enriquecen”.

Las diócesis alrededor del país han respondido al proceso, dice Rubalclava. Se han creado oficinas para ministerios Hispanos y éstas han iniciado conversaciones acerca de la realidad que vive la gran población hispana en la Iglesia.

“Hay un énfasis mayor en trabajar en conjunto para la Iglesia”, agrega.

“Esto es algo que tiene que ser una respuesta de la Iglesia en su totalidad, y los hispanos deben responderle a la totalidad de la iglesia, no a la oficina Hispana, no al Sacerdote Hispano, no al Obispo Hispano”, dijo.

“Esta iglesia somos todos”.

El Diácono García ha estado trabajando en educar a los Católicos a cerca de la universalidad de la Iglesia.

“Durante el año anterior, mi trabajo ha sido decirle a la comunidad Hispana que no somos una iglesia Hispana. Somos la iglesia. Somos los que hablamos español, pero formamos parte de la totalidad de la iglesia”, dijo. 

“Por eso llegó el Encuentro. Sin embargo, creo que la necesidad de escuchar, evangelizar y llevar el evangelio a cada persona aún existe. Esa es nuestra misión. Si la iglesia abandona la misión, entonces no hay iglesia”.

 

 sarahw@catholicsentinel.org