Cortesía Tanner Boyle
Los niños de la comunidad disfrutaron de su día en el Centro Cultural.
Cortesía Tanner Boyle
Los niños de la comunidad disfrutaron de su día en el Centro Cultural.
Cada año hay una fiesta y es una fiesta para los niños de la comunidad. Se trata del Día de los Niños y el Centro Cultural de Cornelius tiene  esa fecha en su calendario. Este año se celebró el pasado 29 de abril, cuando los niños, la familia y la comunidad fueron el epicentro de la celebración.
Desde 1972 el Centro Cultural ha servido a las familias latinas diseñando programas para desarrollar  y crear individuos autosuficientes y ciudadanos activos en la comunidad.
A lo largo de estos años miles de residentes latinos y de bajos recursos han recibido la ayuda del Centro Cultural, que es la base con que inician su camino de adaptación a la comunidad. El Centro fue fundado por un grupo de familias inmigrantes que querían -a pesar de la resistencia de los residentes establecidos-, hacer del Condado de Washington su hogar permanente y lo lograron.
Las catorce familias de inmigrantes que fundaron el Centro Cultural creyeron en la creación de una sociedad vibrante y unida, compartida y valorada por los residentes establecidos y recién llegados de diferentes etnias y orígenes.
Hoy es epicentro de la comunidad hispana que ha crecido y se sigue proyectando por medio de su legado cultural. El Día de los Niños es parte de ese legado de tradición, familia y cultura.