Francisco Lara/El Centinela
Fue hace un año que la parroquia de San Pedro, fue víctima de un ataque verbal contra los hispanos que llegaban a misa a orar.
Francisco Lara/El Centinela
Fue hace un año que la parroquia de San Pedro, fue víctima de un ataque verbal contra los hispanos que llegaban a misa a orar.

Semana Santa este año llegó muy pronto a nuestras vidas. Y al mismo tiempo cada una de las celebraciones de nuestra comunidad hispana de fe.

Cada parroquia unida en oración compartió con sus familias y en comunidad.

Este año quise visitar personalmente la parroquia de San Pedro y escuchar las palabras del padre Raúl Márquez durante el Domingo de Ramos.

Sus palabras fueron muy profundas si miramos el pasado. Profundas en el sentido de dar esperanza a sus fieles hispanos. El compartió cómo participó en el centro de Portland, el día anterior el 24 de marzo, de la “March for our Lives”, que fue un movimiento nacional.

Y al compartir con sus fieles dijo que nunca antes había participado de esa marcha, pero que lo hizo porque quiso vivir la experiencia. Su homilía dio gran importancia al valor de nuestras vidas y a ser conscientes de ese valor, desde nuestra fe.

Si recordamos hace un año esta parroquia fue víctima de un ataque verbal contra los hispanos que llegaban a misa a orar. Fue una situación inesperada que causó mucho miedo entre las familias. Pero la comunidad entera se unió para proteger a esta comunidad en un gesto de amor increíble, cuando los anglos llegaron para construir una muralla humana a la hora de la Misa en español. Nosotros estuvimos ahí y este año al ver las familias llegar a celebrar su Domingo de Ramos con la esperanza y la fe, pudimos ver que han caminado de la mano de Dios todo este tiempo y siguen unidos.

Han seguido adelante porque creen en la vida, como lo dijo el padre Raúl Márquez en su homilía. Es una comunidad de católicos que ha seguido sin mirar atrás y lo ha hecho de la mano de Dios. Y al mismo tiempo viviendo su fe en comunidad como el Domingo de Ramos. 

 

Rocío Rios, El Centinela