Francisco Lara/El Centinela
El cielo de todo el estado se cubrió de ceniza.
Francisco Lara/El Centinela
El cielo de todo el estado se cubrió de ceniza.

PORTLAND. OR.- Todos nosotros que vivimos en Oregon, sabemos de la belleza que representan nuestros bosques, sus veredas, su paisaje, sus vistas y sus cascadas, las cuales hemos visitado más de una vez.

Es muy triste ver cómo toda esa belleza y perfecta fotografía del amor de Dios en la naturaleza, está siendo devorada por las llamas, no sólo del fuego, sino también de la ignorancia.

No será suficiente con castigar a las personas que al parecer comenzaron estos incendios, sino que este hecho debe ser un recordatorio para todos nosotros, sobre el valor y cómo debemos cuidar los dones que Dios nos da, valorando sus regalos de amor, cuidándolos al educar a nuestros hijos y familiares sobre el invaluable valor de la naturaleza.

Decenas de incendios azotan los bosques de todo el estado de Oregon, lo cual ha dejado nuestra región bajo una neblina de humo y ha obligado a miles de personas a evacuar sus propiedades, y a las escuelas a modificar sus horarios por la mala calidad del aire que existe en estos momentos.

Pedimos a todos su oración por los bomberos y voluntarios, que exponen sus vidas en estos momentos, para sofocar estos incendios y también pedimos por que este fuego cese y así poder comenzar con las labores de reconstrucción y reforestación de tan preciados y hermosos lugares, llenos de la presencia de Dios, que son nuestros bosques, Columbia George y nuestro hermoso estado de Oregon.