Francisco Lara/El Centinela
Lela Triplett-Roberts y Alejandro Bautista fueron los ganadores del Premio Martin Luther King Jr. 2018, sobresaliendo en la comunidad por su lucha por la paz y la justicia social.
Francisco Lara/El Centinela
Lela Triplett-Roberts y Alejandro Bautista fueron los ganadores del Premio Martin Luther King Jr. 2018, sobresaliendo en la comunidad por su lucha por la paz y la justicia social.

La Parroquia de San Andrés en Portland, celebró como cada año el día de Martin Luther King Jr., reconociendo a miembros de la comunidad que sobresalen por su lucha social, de paz y de justicia, otorgándoles una Medalla de Honor.

El Reverendo King Jr., bautista fue un líder del movimiento por los derechos civiles de los afroamericanos en este país, King Jr., quien fuera un activista superó las tradicionales líneas de división que existían entre las religiones en su tiempo, y se entrevistó con el entonces líderes de la Iglesia Católica, el Papa Juan XXIII.  El Reverendo King Jr., fue asesinado en Memphis en abril de 1968 y paso a la historia de los Estados Unidos.

Además de su ardua lucha por los derechos civiles, también se inclinó por la justicia social y organizó “La Campaña de los Pobres” en la cual luchó no sólo por combatir la pobreza, no sólo de los Afroamericanos, “sino de todos los pobres, incluyendo, nativos americanos, puertorriqueños, mexicanos, e incluso a los pobres blancos”.

La Parroquia San Andrés como cada año reconoce a miembros de la comunidad que han sobresalido por su lucha social, de paz y de justicia, otorgándoles una Medalla de Honor.

Este año, quienes recibieron este importante reconocimiento en la comunidad fueron el hispano Alejandro Bautista y Lela Triplett-Roberts. En entrevista con El Centinela, Alejandro Bautista compartió:

El Centinela. ¿De dónde eres y cuánto tiempo tiempo hace que vives en los Estados Unidos?

Alejandro Bautista. Soy de Veracruz y tengo 18 años viviendo aquí en Portland.

Soy el ministro de jóvenes de la comunidad latina. Trabajo mucho en cuestiones de inmigración y justicia social.

E.C. ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la Parroquia San Andrés?

A.B. Llevo trabajando en la parroquia 5 años, lo cual es poco, pero vamos para adelante.

E.C. ¿Qu´ significa para ti ser católico?

A.B. Que he podido encontrar a un Jesús vivo, más cercano a lo que yo soy, un amigo.

E.C. ¿Qué representa para tí como hispano e inmigrante haber recibido este premio?

A.B. Responsabilidad y un compromiso muy grande. Me lleva a tener que trabajar el doble para poder mostrar a mis jóvenes que, con el ejemplo, que trabajando duro puedes tener logros como éste que cambia nuestras comunidades y que cambia vidas por medio de nuestro trabajo

E.C. ¿Cuál es la responsabilidad frente a la comunidad al obtener este premio?

A.B. El compromiso es que debemos redoblar esfuerzos este año, traer más gente para llegar a más personas, involucrar más a los jóvenes con la realidad que vivimos.

E.C. ¿Qué significa MLK Jr., para ti?

A.B. Es una inspiración. Una inspiración para seguir adelante, buscando lograr mis metas y mis sueños y al mismo tiempo, ayudar a otros a lograr hacer realidad los suyos,  trabajando duro, para de esta manera seguir cambiando vidas, de una vida en una vida.

E.C. ¿Cómo piensas lograr tu objetivo?

A.B. Para hacer esto debemos alentar e involucrar a más personas a ser parte de este movimiento de cambiar la vida de los demás y traerlos a Jesús, atraer a un numero mayor de jóvenes, hacerlos líderes de sus comunidades, haciendo así la diferencia y de esta manera ser parte de algo más grande, que es cambiar el mundo.

E.C. ¿Qué significa MKL Jr. en tu vida?

A.B. Es una inspiración para nosotros, ya que al ser parte de una minoría nos lleva a identificarnos más con él, y así seguir adelante 'buscando lograr tu sueño' no importa cuál sea, y que si luchas, puedes alcanzarlo.

E.C. ¿Cuál es la frase MLK Jr., que más ha hecho efecto en tu vida?

A.B. Si no puedes volar, corre. Si no puedes correr, camina. Si no puedes caminar, arrástrate. Pero lo más importante es seguir moviéndote hacia adelante y así como católicos, tenemos que seguir moviéndonos hacia adelante, pero juntos sin importar el color de tu piel.